Cómo nos afecta el Sol. Protégete y disfruta de él

sol

En verano, el Sol es nuestro constante acompañante, radiante, feroz e imparable. Tiene una gran relevancia para nuestra salud, nos produce sensación de bienestar y tiene repercusiones sobre nuestro organismo. En este blog te mostramos los efectos que produce el sol sobre nuestro cuerpo de manera tanto positiva como negativa.

La exposición solar en nuestro cuerpo puede aportarnos efectos beneficiosos para el organismo, pero debemos tener en cuenta los tiempos de exposición a la radiación solar y los momentos del día en el que nos exponemos a él, para evitar los aspectos negativos de su radiación.

El ser humano no es capaz de vivir sin Sol, sin su radiación sobre nuestro organismo. Sus rayos son esenciales para la absorción de la vitamina D, favoreciendo su producción evitando que desarrollemos enfermedades como el raquitismo facilitando metabolizar el calcio en nuestro cuerpo.

Además, nos regula el ciclo vigilia-sueño, algo que es obvio, pero que mucha gente no tiene en cuenta. El cuerpo del ser humano está programado para empezar a sentir mayor cansancio cuando el sol desaparece, dejando las habitaciones en sombras para facilitar un sueño reparador y agradable.

Otro punto positivo a tener en cuenta sobre el Sol es la vitalidad y bienestar que nos aporta, generalmente disfrutamos más de los días soleados por que se prestan a poder realizar actividades al aire libre, que a su vez, aportan estímulos positivos a nuestro cuerpo retro alimentando la sensación de bienestar.

efectos nocivos de la exposicion solar

Aunque el ser humano no pueda vivir sin los rayos del Sol, hay que destacar que su exposición prolongada puede afectar de manera negativa a nuestro organismo. La piel, es la primera en dar síntomas de nuestro error, las rojeces, quemaduras o incluso ampollas son los efectos inmediatos de una gran exposición a la radiación solar.

No debemos de olvidar que la piel tiene memoria, y acumula el daño originado por el Sol, lo que puede producir que sus manifestaciones surjan con el tiempo en manera de pecas, lunares o pigmentación extraña en la piel.

Además, la exposición sin mesura ante el Sol produce una mayor segregación de grasa en nuestra piel, produciendo lo que se denomina Hiperqueratosis

Y por último recalcar que se puede padecer cáncer de piel, estudios aseguran que en el 90% de los casos la mayor influencia de sufrir esta enfermedad se presenta en personas que sufrieron exposiciones solares prolongadas durante la infancia y adolescencia.

por todo ello, aconsejamos el uso de protectores solares de alto factor de protección y evitar en la medida de los posible largas exposiciones solares.

¿Qué radiaciones emite el Sol?

• Rayos UVA: Son lo que producen el bronceado o enrojecimiento de la piel inmediato. Atraviesan la epidermis y llegan a la dermis.

• Rayos UVB: Estos solo llegan a la epidermis, capa superficial de nuestra piel. Son parcialmente filtrados por la capa de ozono. Son los encargados de quemaduras a corto y largo plazo.

• Rayos UVC: Son las peligrosas para nuestro organismo y afecta seriosamente a la salud. Estos son totalmente repelidos por la capa de ozono, por lo que nuestro cuerpo no los recibe.

• Infrarrojos: Son los encargados de proporcionarnos sensación de calor.

La intensidad de los rayos ultravioleta (UVA y UVB) que recibimos varían en función de la latitud, altitud y sobretodo de la época del año. Por ello aconsejamos usar protección solar en cualquier estación del año y en cualquier lugar al que vayais a pasar tiempo al aire libre.

¿Qué es un protector solar y para que se utiliza?

Son productos compuestos por sustancias que aplicadas sobre nuestra piel en spray o crema absorben y repelen la radiación solar. Evita el enrojecimiento y quemaduras sobre nuestra piel.

Todas las cremas solares deben ser capaces de proteger frente radiación UVA y UVB, reflejando y bloqueando lo rayos en nuestra piel.

Para saber la capacidad bloqueante o reflejante del fotoprotector debemos fijarnos en el SPF (Solar Protector Factor) del producto, cuanto mayor sea este número mas protección nos aportará.

Consejos para protegernos del Sol

proteccion solar
 

• Protegernos con ropa, camisetas, gorras o sombreros.

• Evitar exponerse al Sol entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde.

• Evitar exposiciones de larga duración.

• Usar protector solar de alto factor SPF (50+)

• Aplicar la crema solar 30 minutos antes de la primera exposición, cubriendo todas las zonas, especialmente las más sensibles, cara, pecho, orejas, calva, manos y empeines.

• Si salimos del agua, secarnos y volver aplicar fotoprotector.

• Renovar el protector solar cada hora.

Evitar la exposición solar directa en bebés menores de 1 año. En niños usar fotoprotectores del mayor factor de protección, resistentes al agua y cubrirles con camisetas y gorras.

Es aconsejable utilizar la crema solar incluso si el día es nublado o si se está bajo la sombrilla, ya que hay elementos, como la arena o la nieve que reflejan la radiación.

Visita nuestra sección de Protección Solar.

Un pensamiento en “Cómo nos afecta el Sol. Protégete y disfruta de él

  1. Matmida

    Amazon Metformin Was Kostet Priligy Mit Rezept Levitra Classification [url=http://aaost.com]viagra vs cialis[/url] Cialis Alle Erbe Naturale Secure Ordering Bentyl Internet Free Shipping Store Munich Viagra Soft

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *